" Lo que se manifiesta en el fenómeno  del deseo humano es su profunda subducción, por no decir subversión, por el significante... les mostrare qué significa, en la perspectiva rigurosa que mantiene la originalidad de las condiciones del deseo del hombre, una noción, que esta siempre mas o menos implicada.... esta noción de las que les hablo sera el otro polo de nuestro discurso de hoy. Se llama el goce." 

Lacan, J., Seminario 5 “Las Formaciones del Inconsciente”, Paidós Editorial 2001, pg 59-60.


“….nos enfrentamos otra vez con lo mismo, que en nosotros un sujeto piensa, y piensa de acuerdo con leyes que resultan ser las mismas que las de la organización de la cadena significante.  Este significante en acción se llama en nosotros el inconsciente. Freud así lo designa. Y está tan originalizado, tan separado de todo lo que es ejercicio de la tendencia, que Freud nos repite  de mil formas que se trata de otra escena psíquica…. él siempre lo pone en correlación con la estricta  heterogeneidad de las leyes relativas al inconsciente con respecto a todo lo que se puede relacionar con el dominio del preconsciente, es decir, con el dominio de lo comprensible, de la significación….”
                                   Lacan, J., Seminario 5 “Las Formaciones del Inconsciente”, Paidós Editorial 2001, p 110-111.
 


Clase de Agosto.